domingo, 5 de noviembre de 2017

Proyecto de Historia Global




A modo de GIF valgámonos de este flash de imágenes de nuestro expositor del PROYECTO DE HISTORIA GLOBAL que pretendemos llevar a cabo en nuestra aula junto con los alumnos voluntarios de la E.S.O.

Hemos estudiado y analizado diferentes documentales de la plataforma de internet, YOU TUBE, los cuales nos han permitido obtener datos del grado de cultura y civilización de diferentes pueblos geolocalizados en dispares lugares de nuestro Planeta, y que sin éstos documentales nos habría sido mucho más laborioso obtener los contrastes y semejanzas observados desde nuestro nivel de conocimientos.

Como común denominador asistimos a hechos constatados: pueblos de la Amazonía, de África, de la Polinesia y Australia, de las estepas rusas y zonas árticas se mantienen sin apenas escritura y tecnologías sofisticadas, en un equilibrio ecuánime con la naturaleza… No crean imperios, sino dispersos, conllevan modos de supervivencia nómadas, toman lo que necesitan de la tierra según los lugares y las estaciones… y así permanecen años tras años, generaciones tras generaciones…

Bajo nuestros criterios comparativos, y por igualación, los asemejamos a nosotros y los situamos en nuestros momentos PREHISTÓRICOS, en un símil de NEOLÍTICO PERMANENTE, sin apenas manejarse con la fundición de metales. Como elemento de defensa y ataque se sirven del arco y las flechas, mazas a modo de hacha o martillo, y si acaso lanzas con puntas de piedras o huesos… las pieles como vestimentas de personas o entoldado de sus viviendas, así como incipientes tejidos de fibras naturales de las mismas plantas o de los animales, con los que fabrican prendas de abrigo o ajuar de uso doméstico…

Así la historia tal como la venimos construyendo y considerando, sólo es posible con los pueblos del extremo y medio oriente, el norte de África y el complejo poblacional europeo… Predominantemente, entorno a los grandes ríos de China, India, Persia, Egipto… y el Mar Mediterráneo… En América aproximadamente hacia el año 1000 se empiezan a gestar civilizaciones…, en África, si bien son cuna de toda la humanidad, salvo el norte ya conocido previamente, no será que hasta la época de los descubrimientos cuando pueden -por entrar en contacto con Europa-, ir adquiriendo conciencia de la historia como referentes de los acontecimientos, y la Oceanía por igual, cuando entráramos en contacto entre ellos y nosotros, por los siglos XVII y XVIII… Los pobladores del Ártico, no serían tratados sino hasta los siglos XVIII y XIX.

Los grandes imperios fraguados por “nosotros” se caracterizan por las grandes producciones de mano de obra humana que generan una sobreproducción de nuestra especie para unos fines excesivamente antiecológicos...  Se alcanzan grados admirables de tecnología a cambio de esquilmar y aniquilar a la naturaleza…

Nuestra evolución transcurre de la supervivencia a la excedencia, del animismo y panteísmo al monoteísmo teocéntrico, de la propiedad comunal a la acaparación privativa de los recursos… de la transmisión de la palabra oral al carácter escrito, privativo del culto para ocultar … y negar el saber colectivo

Un instrumento clave para crear la historia es datar al tiempo, ESTABLECER LAS FECHAS DE LOS “FECHOS”, pues los hechos requieren hacerles las cuentas… Primero tanto los egipcios, sumerios, acadios, chinos y mongoles o romanos, se referencian por el reinado del faraón, khan, rey, o emperador…, …  pero este modo de contar supone una regla o escala de medida ordinal y parcial, pues había que declarar el año de un reinado y sumar los años de reinados de los anteriores monarcas, … Y así, hasta establecerse por parte de un poder religioso, que superaba a los regios locales, el CALENDARIO GREGORIANO (Gregorio XIII en 1582, mediante Bula) pasando por el juliano, de cuando los romanos … adaptado a un modelo más científico de la computación del tiempo.

Porque si, para crear las etapas de la historia hemos tenido que contar con la cronología de los hechos que, como puntos kilométricos, y sus hectómetros, decámetros y metros, así los grados y segundos en los meridianos y paralelos… Las coordenadas espaciales y temporales son necesarias… Era necesario fechar la caída de Roma o Constantinopla, el descubrimiento de América o el asalto a la Bastilla, … luego cada pueblo sus efemérides…   


sábado, 28 de octubre de 2017

la historia, un instrumento inadecuado de medida de la Historia



Tribus: los comienzos de la sociedad.

Es una realidad que todo organismo reproduce en sí su trayectoria y desarrollo evolutivo dando curso a su ontogénesis. Esto mismo ocurre con las propias sociedades. Están programadas para reprogramarse y adaptarse a las nuevas circunstancias medioambientales… Si en esta reprogramación se bloquea el proceso, se corre el riego de, por su propio programa, desestructurarse de su finalidad y garantía de supervivencia.

A raíz de los acontecimientos de los nacionalistas catalanes, tanto en su territorio, en el estado español e incluso el resto del mundo, siendo conscientes que Europa anda llena de pueblos injertados en estados que luchan por sus raíces… encajamos, o mejor, pretendemos encajarnos en esta compleja sociología de culturización de las sociedades “evolucionadas”.

Todo pueblo pretende gestar rasgos diferenciales, hay un nosotros y un ellos …  en este nivel primigenio aparece la tribu. La tribu constituye la “madre”, la esencia, … la identidad de toda sociedad.

Tras visionar a los “zo-és”, en la Amazonia, un pueblo de unos 200 miembros… pero fragmentados en grupos menores, ellos se denominan a sí mismos: “hombres”. Los “ashánincas”, en la Amazonía del Perú, unos 20.000 miembros, pero desperdigados en la inmensa selva por grupos menores, de unos 80 miembros, ellos así mismo se identifican como “paisanos”.

También estudiamos a los “mursi´” de Etiopía y a los “hat-ta” de Tanzania – siendo la cultura más antigua de África- y en Australia a sus pueblos autóctonos… y Nueva Guinea-Papua. E igualmente a los “inuit” de la zona ártica del Canadá en toda su extensión, los mismos comanches, síoux, navajos, cheyennes, semínolas, aparapahoes iroqueses  de las praderas americanas, o los mongoles, tártaros, cosacos, kasajos, … en las estepas rusas siberianas…

Resulta curioso y me sorprende que, con diferentes términos, según sus lenguas, cada hombre de cada tribu, se llegue a considerar “hombre”. Curiosamente, cuando nosotros los observamos, enseguida les describimos por lo que hacen… advirtiéndonos que “ellos son algo más que lo que hacen” …

A este sentido “óntico” por el que se les caracteriza, hemos de añadir la permanencia en un estilo de vida nómada por el que se obligan a “no echar raíces”, … no dejando huella… y al no dejar huella no permiten que su presencia sea detectada y analizada.

Nuestra visión universalizada pues contempla a América, África, Australia, Asia, … todos viven en un “entorno desértico”, donde prevalece la naturaleza y con la que se convive en un total y respetuoso equilibrio. Sin violenta sobreexplotación, toman los recursos de la tierra, y se marchan… cual cultivo de rotación, dejan descansar la producción natural para que se recupere y restablezca. No producen, tampoco esquilman.

Esta característica de simbiosis “acultural” en-con la naturaleza, les saca del concepto de “historia” como proceso civilizador y “transformador”, o lo que es lo mismo, “transgresor”.

La misma mitología clásica occidental, a través de su simbolismo, plasma esta dinámica de ruptura. Se deja y aleja de la naturaleza para ser sustituida por el patrón hombre… Los dioses aparecen para sustituir a la naturaleza… los Zeus atrapan y dominan los truenos y rayos, los Hefaistos, la metalurgia y con ellas la tecnología, las musas engendran las artes… A través de los dioses, el ser humano sustituye a la naturaleza. En vez de adorar a la madre naturaleza, la ignora y olvida, entronizándose -en su lugar- a unos seres, que “ajenos”, pueden desnortarnos y confundirnos, ya que en el fondo resultan ser, proyección de nosotros mismos. Y aquí, al fin y al cabo, la confusión.

La historia por tanto, es el camino “de una civilización que se centra en la ciudad, cual templo del ser humano”, apartándose de la naturaleza, la civis frente a la barbarie. El culto al hombre prevalece a la madre tierra… así que la pre-historia frente a la historia supone algo más que un paso en el deambular del tiempo, no es paso, es salto.

Y para concluir este comentario, dos reflexiones:

1ª, ideológica: admitir que, la historia resulta ser un invento occidental, si acaso, euroasiático, pues “registra” para divulgar unos mensajes “al viento, del espacio y del tiempo”, noticias de proezas que, cual teofanía, pretenden legitimar un poder usurpado a la comunidad… Resulta ser ésta, la raíz del verdadero “pecado original”, latente e inmanente en nuestra cultura, LA DEIFICACIÓN DEL PODER EN EL JEFE… Una emulación de la divinidad extraterrícola en una ceremonia de liturgia sacralizadora para legitimar el gobierno de grandes imperios mediante el temor y la coacción … [pues los mismos sacrificios a los dioses guardaban un aspecto intimidatorio…  (aún perdura en la psique humana estos vestigios de “sacrificio” e inmolación… en una estrategia de juego de trueque chantajista con la divinidad-poder: “ya que no me castigas tú, me castigo yo y redimo mi culpa”, así como la fanatización, “por ti, mato a tus adversarios (que de camino pudieran coincidir con los míos)” – atribuyéndose “el iluminado” el poder vengador vicario de un “dios-líder”)].

La 2ª, es más técnica. La historia tal como hasta el momento la consideramos supone ser un instrumento de medida que solo nos vale a nosotros para referenciar nuestros acontecimientos, pues el concepto de tiempo al uso por otros pueblos, cual lengua de comunicación, requiere una transformación o traducción dado que no puede aplicarse directamente, sino ponderadamente a las circunstancias históricas de los otros pueblos …

Por esta razón figura en la historia lo que al jefe interesa…

Esta reflexión historicista conlleva sutiles insinuaciones
a procesos actuales en los que nos hayamos inmersos en la actualidad. 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

que ignoremos no es razón para negar...




Por cuanto que las flatulencias no son cómodas y además signos de insalud, no me gusta repetirme. No me gusta repetirme porque la repetición es para el aprendiz, pero no para el creador…   o al menos, experimentador que soy más de este cariz, por observador.

La cosa, resulta, como todo por casualidad; pues es azar el ir, venir y devenir. Ya por junio, en esos proyectos de mejorar la acción docente … atisbé dar forma a una comprensión global al “cognoscimiento” como cauce a acciones educativas que activen al cerebro, y del cerebro, al corazón, con sus motivos para este existir confuso y disparatado que, en nublado panorama, cada día, se nos presenta.

Así tras acabar el curso intuí una tarea, procesual, que ensamblé al topar en septiembre con una propuesta … La propuesta de desarrollar una actividad interactiva de nuestros alumnos, en nuestra aula, con otros alumnos del centro, por voluntad propia, a iniciativa de nuestra Orientadora. 

Como dicha actividad no podía ser curricular debíamos “habilitar” un contenido “placebo” que sin perjudicar, beneficiase, y así: una historia compendiada de las civilizaciones humanas en los cinco continentes a lo largo de los tiempos… para, mediante los documentales y películas en sustitución de los clásicos y docentes libros, realizar dicha actividad…

Preparando este acogimiento, hemos iniciado nuestro proceso estudiando y comentando el siguiente documental:


En este documental, queda constancia de una diferencia temporal/tecnólogica... unos viajeros llegan en una avioneta cesna a un lugar indeterminado de una selva... que puede ser un escenario de una película cual "Parque Jurásico", así que la primera "prevención y previsión" es ... no es una película...

La segunda advertencia: nuestro concepto de Historia se construye mediante los "monumentos, herramientas, ..." que el "hombre" desde una "estructuración social" construyera en una civilización y una tecnología con un grado de desarrollo más o menos evolucionado... así que nos vamos a dedicar a observar que muchos pueblos pudiendo ser tan antiguo como otros, no dejaron huellas tan tangibles y "demostrables" de su existencia... si bien, existieron.

Se evidencia que están imperceptibles... pero están.  Y el hecho de su estilo de vida no ha razón para ignorarles.

Al no alterar ni transformar la naturaleza en la que viven... permanecer en natural simbiosis... en una estructura social igualitaria, sin competitividad ni jerarquia... sus útiles, que dan muestra de maestría en la ejecución, e inteligencia en el diseño y uso, no dejan vestigios ni huella sobre la que poder construir, tras el paso del tiempo, un modelo explicativo de su cultura y estilo de vida. Su presencia totalmente camuflada nos resulta invisible e intangible. Su armonia con su entorno y entre ellos, no alteran el medio con "maquinas" extrañas a su modo de vida... no demuestran nada porque no se tienen que demostrar nada. 

¿Desde cuándo están ahí... ? Inlocalizables tanto en el espacio como en el tiempo, ... tal así, así en la Historia. Su evidencia nos plantean un concepto de la historia nuevo, ese modo de historia sin historia  porque... existir... ¡existen!...